Herramientas de Accesibilidad

COLABORACIONES


Los aceites esenciales amenazados por ciertas políticas “sostenibles” europeas

Victoria Alonso, Abogada y colaboradora del Departamento Mercantil de CECA MAGÁN Abogados.

La producción de aceites esenciales es muy importante en la economía española, pero su producción y uso comercial se verá afectado por algunas revisiones legislativas europeas operadas con fines sostenibles. Veamos cuáles y cómo nos pueden afectar en nuestra actividad.

El sector de los aceites esenciales tiene un peso muy importante en España. Conforme a los datos publicados por STANPA (la Asociación Nacional de Perfumería y Cosmética), en España, el cultivo de aceites esenciales asciende a más de 72.000 hectáreas con una producción de más 1.300 toneladas, y genera más de 25.000 empleos indirectos. Destaca especialmente la producción de aceite esencial de lavanda, cuyo cultivo, tan solo en Castilla-La Mancha se registra en unas 4.000 hectáreas.

Los aceites esenciales también cobran especial importancia para el sector de la perfumería y de la cosmética. El origen natural de los aceites esenciales resulta muy atractivo y utilizado en la elaboración de las fórmulas de los referidos productos, más aún dadas las exigencias naturales actuales del sector y del consumidor.

Se trata de un mercado en auge. La Radiografía del sector de la cosmética y la perfumería en España de 2022 publicada por STANPA señala que las exportaciones de aceites esenciales han crecido considerablemente en los dos últimos años.

No obstante, desde hace unos meses, el sector de los aceites esenciales, y los agentes que usan los mismos en su cadena de valor (como son las empresas del sector de cosmética y perfumería), están preocupados por el futuro de estos, dadas las revisiones legislativas europeas operadas con fines sostenibles.

Para entender bien de dónde proviene esta cuestión, conviene hacer un breve repaso del origen de la problemática: 

  • El debate actual existente en torno a los aceites esenciales proviene del Pacto Verde Europeo de diciembre de 2019, que estableció como nueva estrategia de crecimiento de la Unión Europea su conversión en una economía sostenible, climáticamente neutra y circular para 2050. Asimismo, entró en sus objetivos proteger mejor la salud humana y el medio ambiente como parte de un ambicioso planteamiento para luchar contra la contaminación procedente de todas las fuentes y avanzar hacia un medio ambiente libre de tóxicos.
  • En el marco del Pacto Verde, la Comisión Europea publicó el 14 de octubre de 2020 la “Estrategia química para la sostenibilidad - Hacia un medio ambiente sin tóxicos”. Dicha estrategia tiende a reforzar el marco legal existente para cumplir con los objetivos establecidos en el Pacto Verde, materializándose en la revisión, entre otros, (i) del Reglamento (CE) nº 1907/2006 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 18 de diciembre de 2006 conocido como el “Reglamento REACH” (acrónimo de Registro, Evaluación, Autorización y Restricción de sustancias y mezclas químicas), y (ii) del Reglamento (CE) nº 1272/2008 conocido como el “Reglamento CLP” (acrónimo de clasificación, etiquetado y envasado de sus siglas en inglés).

Respecto al Reglamento CLP, el 19 de diciembre de 2022, la Comisión Europea publicó una propuesta de Reglamento por el que se modificaría el Reglamento CLP, que se encuentra hasta la fecha pendiente de aprobación por el Parlamento Europeo y el Consejo de la Unión Europea (la “Propuesta”).

  • Respecto al Reglamento REACH, el periodo de consulta pública terminó el 15 de abril de 2022 y la Comisión Europea tiene ahora pendiente publicar la propuesta de reglamento con base en la hoja de ruta sobre restricciones en el marco de la estrategia sobre sustancias químicas para la sostenibilidad publicada el 25 de abril de 2022. La adopción de dicha propuesta está prevista en el programa de trabajo de la Comisión Europea para este año 2023.

El debate de los aceites esenciales surge desde el inicio del procedimiento legislativo de las modificaciones del Reglamento CLP y del Reglamento REACH, y se refuerza con la publicación de la referida Propuesta de Reglamento que tiene por objeto modificar parte del Reglamento CLP. Dicha Propuesta introduce, entre otros, la definición de “sustancias de componentes múltiples” (también conocidas como “MOCs” del inglés “More than One Constituent”) como “una sustancia que contiene más de un componente”. Dicha definición incluiría a los aceites esenciales (que pueden estar compuestos por más de 100 componentes) que hasta la fecha tenían la consideración de “Sustancias Naturales Complejas” de acuerdo con las guías desarrolladas por la Agencia Europea de Sustancias Químicas (ECHA).

En palabras de STANPA, dicha “reconsideración legal” de los aceites esenciales significaría que la clasificación de los aceites esenciales “ya no se basaría en la evaluación y estudios del aceite esencial según los registros REACH realizados en los últimos 10 años, sino en el cálculo basado en la composición de cada uno de sus componentes sin tener en cuenta el dossier del registro REACH”.

Dichos cambios podrían incluso conllevar la aplicación de requisitos adicionales en materia de etiquetado de productos finales para informar al consumidor final de la presencia de aceites esenciales con símbolos de peligro.

Frente a esta preocupación, son muchos los actores que están actuando muy activamente para tratar de hacer entrar en razón la Unión Europea y proteger el sector de los aceites esenciales.

El 9 de marzo de 2022, el Pleno del Senado, en su sesión número 45, celebrada el día 9 de marzo de 2022, aprobó la moción con número de expediente 662/000105, por la que se insta al Gobierno a la adopción de diversas medidas para defender al sector del cultivo de las plantas aromáticas y la producción de aceites esenciales ante la amenaza que suponía ya el Pacto Verde Europeo.

Entre dichas medidas, figuran:

  • la búsqueda de alianzas con otros países miembros como Francia, Croacia y Bulgaria;
  • la defensa, a través de los representantes del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico en los consejos consultivos europeos competentes, el que los aceites esenciales puedan seguir considerándose "sustancias naturales complejas", y no como "mezclas de componentes" (MOCs), y que su seguridad sea ratificada por métodos científicos rigurosos, que tengan en cuenta sus propiedades intrínsecas, potencia, aplicaciones industriales y condiciones de uso;
  • El apoyo y el incentivo de líneas de colaboración al sector del cultivo de las plantas aromáticas y la producción de aceites esenciales, destacando las propiedades saludables de los mismos y el impacto que tienen desde un punto de vista turístico y contra la despoblación del mundo rural.

El pasado 15 de marzo de 2023, el Secretario de Estado de Relaciones con Las Cortes y Asuntos Constitucionales remitió al Señor Presidente del Senado un informe sobre el grado de cumplimiento de la referida moción.

En paralelo, STANPA, AEFAA (Asociación Española de Fragancias y Aromas Alimentarios), AILIMPO (Asociación Interprofesional de Limón y Pomelo), AMAF (Asociación Mediterránea de Aromas y Fragancias), ANIPAM (Asociación Nacional Interprofesional de Plantas Aromáticas y Medicinales) y EFEO (Federación Europea de Aceites Esenciales) han unido sus fuerzas constituyendo la Plataforma para la defensa de los aceites esenciales, reuniéndose con las autoridades nacionales y europeas competentes con el objetivo de mantener la consideración de los aceites esenciales como “Sustancias Naturales Complejas”.

 Asimismo, son 170 los comentarios que han sido formulados a la Comisión Europea desde la publicación de la Propuesta hasta el pasado 30 de marzo de 2023 por asociaciones y empresas que se ven afectadas por la referida Propuesta relativa al Reglamento CLP. Entre dichos comentarios, se alega que una clasificación sistemática basada en los componentes de los aceites esenciales puede conducir a una clasificación errónea y/o excesiva de las sustancias naturales complejas, lo que puede desencadenar la prohibición consecutiva de dichos aceites sin que se demuestre ningún beneficio para la seguridad de los consumidores o la protección del medio ambiente, y que por lo tanto, debería permitirse clasificar un aceite esencial en base a los datos relevantes disponibles sobre la propia sustancia como un todo, y, la clasificación basada en sus componentes solo debería producirse cuando no existan datos relevantes sobre el propio aceite esencial.

 

Un auténtico despropósito que las instancias europeas deberían corregir cuanto antes.

 

Observaremos muy de cerca la evolución de estas actuaciones e iniciativas que podrían tener un impacto considerable en el sector de los aceites esenciales tan importante y ligado al sector de la cosmética y de la perfumería. Esperemos que la excepcional movilización de los agentes frente a esa causa produzca sus frutos y que los organismos de la Unión Europea finalmente recapaciten y decidan tener en cuenta el origen natural de los aceites esenciales y sus especificaciones a la hora de aprobar dichos textos normativos. ¡Eso sí que sería realmente sostenible!

Pin It

Seguro que te interesa continuar leyendo .....

La Revista

Ventas de Perfumería y Cosmética nº487
Ventas de Perfumería y Cosmética nº487

Ventas de Perfumería y Cosmética nº487

Nuestras Redes Sociales

Suscríbete a nuestra newsletter y recibirás la última información del sector.

Estoy de acuerdo con Términos y condiciones

Contacto


Pau Claris, 138 1º 3ª
08009 - Barcelona - España

Teléfono: +34 93 434 21 21


Datos


46.560 visitas mensuales
3.421.000 lecturas
9.654 artículos introducidos

 

Descubre nuestra Editorial


Comprometidos con la sostenibilidad y 
con la Agenda 2030 - Ver los LOGROS

@Copyright PODIUM GLOBAL MEDIA S.L. |  Política de PrivacidadPolítica de Cookies