ENTREVISTAS


Esperança Cases, artesana especialista en perfume: “Creo esculturas sensoriales con materias olorosas, en un escenario de tres actos, que interpreta la imaginación.”

Esperança Cases, artesana especialista en perfume: “Creo esculturas sensoriales con materias olorosas, en un escenario de tres actos, que interpreta la imaginación.”

Quizás el nombre de Esperança Cases no le resulte familiar de entrada, o sí, pero seguro que le llamará poderosamente la atención saber que esta perfumista artesana, en 2016 fue seleccionada por el Institute Art and Olfaction y el Museo Hammer de Los Ángeles como una de las 40 perfumistas escogidas para presentar su trabajo en la muestra sobre el perfume artesano, independiente y experimental, representando la actualidad del mundo del momento, en la primera exhibición que se realizó en el contexto de un museo de arte contemporáneo.

En la imagen: Esperança Cases 

Que consiguió la plata en los premios norteamericanos Top Artisan Fragrances en el 2016 por Naturalesa Urbana; en el 2017 el premio del jurado por Sari (perfume sobre un cuento) y en el 2018, Dona d’Esperit (tono rojo del modernismo) consiguió 18 de las 21 estrellas ofrecidas.

Y que recientemente “Who’s Who in Visual Art” exclusiva enciclopedia bianual, dedicada a remarcar la excelencia de las firmas escogidas, la incorporó en la edición de 2018- 2019, junto a 59 artistas, artesanos y diseñadores de 28 países del mundo, por su trabajo en la perfumería conceptual.

¿Le sabe mal tener reconocimiento en el extranjero y aquí no?

Una persona acreditada como “artesana”, en este país y en estos momentos, ya está de entrada, en una denominación que, aunque institucional, está ocupada por trabajos manuales o por laureados” youtubers”, con el fomento y beneplácito de centros cívicos y educacionales; entidades, ayuntamientos al que también se suman de los tradicionales canales expositivos y comerciales.

La artesanía en su riqueza y especialmente en su evolución vanguardista, tiene un espacio muy reducido en este país, al contrario de lo que sucede en el extranjero como en Estados Unidos, Canadá, Australia o los Países Nórdicos entre otros, que valoran tanto la obra, como la persona responsable de ella, con quien les encanta interactuar.

En este escenario, es habitual que los artesanos de cualquier disciplina, tengan uno y a veces los dos pies fuera, para seguir avanzando y dado que no se puede reconocer lo que se desconoce, no me sabe mal, porque soy muy consciente dónde está exactamente la perfumería creativa artesana en nuestro territorio.

Pero usted también se dedica a la formación.

Durante unos diez años me dediqué a hacer cultura del perfume en las ferias temáticas y en las muestras de artesanía de oficio... con materias de olores medievales, perfumes modernistas, sinergias con el mundo del vino, de las plantas aromáticas, de la gastronomía… Pero era muy decepcionante, las pocas marcas que había en referencia al perfume, ofrecían una versión “artesana” de la perfumería comercial sintética, generando una contracultura. Vestir un granel sintético de vidrio soplado, no lo convierte en un perfume ni artesano, ni creativo, ni natural. Y meter en un saco provenzal, la destilación, la aromaterapia, los aceites esenciales, la piedra alumbre y un perfume lila titulado lavanda, no ayuda.

La formación concreta, en base a una experiencia real, en el campo de la perfumería creativa, simplemente no existe. Hay que partir de la base que la creación en el campo de la perfumería es un arte en sí mismo y no tiene nada que ver con la aromaterapia, igual que a la musicoterapia no se la confunde con el trabajo de un lutier. Cierto que coincidimos en una parte de la materia utilizada, los aceites esenciales, pero también en las mismas letras que los ingleses y no por esto hablamos el mismo idioma.

Empecé con la formación a otras personas sin planearlo, me surgió de manera espontánea a través de conocer mis creaciones. Después del Museo Hammer de Los Angeles, se me presentó la oportunidad de formar a norteamericanos, especialmente diseñadores del área de California.

No he dejado nunca de aprovechar la ocasión de introducir en el mundo del perfume creativo natural, a aquellas personas que lo han descubierto.

Ahora regenta un espacio de arte y artesanía de pieza única, “El Jardí Secret”, en el centro de Barcelona, ¿qué actividades está preparando?

He organizado, durante el mes de mayo, “Art Perfume Bcn”, una muestra exclusiva sobre el mundo que rodea este oficio tan desconocido. Charlas, talleres y experiencias se complementan con la exhibición de la obra de perfumistas norteamericanas.

En este mismo marco se presentará la Escuela Internacional de Perfumería Creativa, dirigida por su sistema a todo tipo de personas sensibles a esta especialidad y diseñada en su parte más vanguardista para la extensión de los alumnos que quieran ir hasta el final.

A mí me regalaron el primer tramo de un camino que no tenía previsto tomar, pero me atrapó y continuo en él. En la escuela he volcado todo aquello que me hubiera gustado encontrar cerca de casa, para mi formación.

Usted se inició en el mundo del perfume trabajando en Parera, concretamente en el departamento de marketing, ¿cómo fue el paso de estar en el lado de la industria perfumista a estar en el de la artesanía?

Cierto, todo empezó en Perfumería Parera, con una persona mayor llena de sabiduría, en un despacho repleto de botellas, con demasiado tiempo y poca audiencia. Mi curiosidad encontró en él una fuente de instrucción inagotable, pero no me caló hasta que descubrí en una feria internacional del sector, una empresa que me mostró algunas materias naturales puras que me robaron el corazón.

Durante largo tiempo, compaginé mi trabajo en varias áreas y empresas de la perfumería industrial con mi pasión por la artesana, pero ser autodidacta en materia natural es muy complicado si quieres salir de la herboristería y las aguas florales (de las que la oferta docente sí que es muy potente) y cuando tuve demasiadas preguntas sin respuesta, acudí a un perfumista mixto Nicolás du Barry (Francia). Fue entre sus enseñanzas tradicionales que entendí que lo que yo quería hacer era lo contrario, la personalización puntual, de personas o momentos.

Muchos errores, me llevaron a unos cuantos logros, vividos intensamente y sin darme cuenta, estaba inmersa en elaboraciones que duraban un año aproximadamente, que daban forma a distintas historias, ocupando unos 700 o 800 ml, la mayoría de las veces, en solo un frasco de 100 ml, no repetibles. Teatro, pintura, ilustración, joyería, poesía, danza y música, son algunos de los compañeros que he tenido y disfruto en este viaje que configura el perfume como un attrezzo de él mismo y de otras manifestaciones artísticas.

En realidad a raíz de la pregunta, debo confesar que creo que no existe ningún paso de la perfumería industrial a la creativa. Son mundos distintos, con objetivos y necesidades distintas. La perfumería creativa, artesana natural, nunca se acercará, ni poco ni mucho a la perfumería industrial, ni tan solo a la “niche”, ya que está en un ámbito muy pequeño y sobre todo en la dirección opuesta.

¿El mundo de la perfumería es un coto cerrado?

¿Que perfumería? Si nos referimos a la industrial, sí creo que durante mucho tiempo fue inexpugnable, sin embargo en estos momentos el perfume “niche” o “artístico” (según estés en Europa o en América) se ha constituido en una tendencia que nadie puede ignorar. Jóvenes diseñadores se codean con grandes apellidos, que liberados de una vida creando para marcas de renombre, presentan sus propios perfumes. Esta perfumería emergente, mayoritariamente sintética, con una creatividad más atrevida y que favorece el consumo más exclusivo, se estaba planteando ya, en el pasado Esxcence, como crecer. La pregunta es cuánto tiempo pasará antes de que la industria cree su propio departamento “niche” o compre las que más les interese, para monopolizar este sector en auge.  

Personalmente creo que hay que evitar los monopolios, ya que la diversidad es enriquecedora para todos sus componentes ya que los hace más competitivos, fomentando una diversidad más viva.

Si hablamos de perfumería natural, la visión no es tampoco la deseada. Los perfumistas naturales configuramos una comunidad muy pequeña y difícil de encontrar incluso en la era google, ya que nuestras etiquetas obvias: “artesana” y “natural” nos esconden debajo de millones de referencias de la industria que las utiliza en su promoción, ya que “fabricación” y “químico” no proyectan mucha fascinación.

En los grandes eventos, nido de sinergias, la participación de perfumistas creativos naturales, es escasa o nula y muchas veces más relacionada en fomentar la faceta “happy flower” o en ámbitos colaterales de la perfumería, como es la extracción, que en la creación y experimentación real, donde hay una amplia exposición de las áreas sintéticas, en el perfume natural experimental, la soledad está asegurada.

¿Lo que usted hace son perfumes de autor?

Mis primeros perfumes fueron tres creaciones sobre Tiana (pequeño pueblo del Maresme):

T de Tiana, inspirado en las colinas que lo rodeaban. (65 ml)

Assaig de Tiana, evocando el olor de sus calles (30 ml) y

Tiziana, recordando sus rancias casas señoriales. (25 ml)

Pero la mayor parte de mis creaciones son experimentales. Explicaré tres de ellas.

Empecé con un proyecto sobre Lola Anglada (escritora, historietista, ilustradora, pintora y escultora catalana - 1892-1984) Un capítulo de su libro, “La Biblioteca” se convirtió en un espectáculo, donde bailarinas y interprete desarrollaban su composición y relato en el patio de butacas, acordonado por el público y coronados por los músicos que ocupaban el escenario. En medio y a través del espectáculo, el perfume natural se movía libre y puntualmente remarcando el attrezzo de cada escena: Fragancia etérea, para los ángeles de la ventana; rancias hojas de biblioteca, para los libros; fuertes maderas y sal para la carabela colgada en el techo y finalmente el balsámico olor floral que se cuela por la ventana.

Más tarde la exposición MediterraneaSens con Josep Delgado, pintor que entre sus muchas exposiciones internacionales está el Louvre, en la que 18 cuadros plasmaron su particular visión del Mediterráneo. Ánforas de cerámica realizadas por la escultora ceramista Mila Cristobal contenían los perfumes que me inspiraron cada una de las imágenes. Los visitantes completaron la visión con el olfato, en una exposición singular, de la que surgieron los dos perfumes que me llevaron al Museo Hammer. Perfumes que no olían bien precisamente, ya que su papel era explicar historias de casas abandonadas, aguas estancas y barcos rotos de cara al mar al que nunca volverán.

¿Y su último trabajo?

Se ha basado en 12 poemas de J. S. Papasseit (1923), La rosa als llavis (La rosa en los labios), de una gran belleza sensual, sus palabras sirvieron para una interpretación más actualizada de la leyenda de Sant Jordi, en la que la princesa (una actriz) se enfrentaba al dragón que representaba la violencia y Jordi (un tenor) la apoyaba. A través de las canciones y la interpretación el público iba oliendo cada uno de los poemas en una evolución sensorial.

El marco expositivo ha estado muy útil también para mostrar la verdadera naturaleza del perfume sensorial, así como las múltiples experiencias que han completado su visión.

¿Y la rama natural?

La materia es la que va a dar forma a la creación, es muy importante estar en comunión con ella. A diferencia del perfume comercial que crea para llegar a un público concreto y por tanto debe prever el formato que va a sincronizar con él, en la creación artística, el perfumista utiliza la materia que puede reflejar materializar su historia. En mi caso, los elementos naturales me ofrecen los matices, tonos y volúmenes que encajan con mis proyectos al tiempo que moldean el volumen concreto que busco. Como amante que soy de buenos relatos, siempre busco que los perfumes empiecen por el principio, sin chillar, desarrollando lentamente el desenlace.

En este lado de la perfumería, se fomenta oler por el placer de oler, especialmente aquellos olores que no están en frasco, ni se compran, olores que tenemos en nuestro entorno y nos motivan, como por ejemplo, el de una tostada y un café al salir de la ducha. Huir de los olores lineales, de espacios habituales para descubrir el propio olor de los mismos y perfumarlos puntualmente, aprovechando así su potencial.

Toca la pregunta del millón, ¿dura un perfume natural?

“Perfume natural” y “durar” no están en la misma frase, los ingredientes que puedan tener fijación natural, se incluyen exclusivamente por sus matices olorosos y mucho menos en el perfume experimental que juega con otros parámetros.

La perfumería creativa natural, muchas veces se convierte en un bombón: incita a oler por el puro placer de sentir durante un intenso instante, una invasión implícita.

¿Cuál es su perfume favorito?

Mi perfume favorito es el de mi taller en reposo, el que huelo por la mañana, después de un día de creación, del que se han escapado las materias que quedan en el aire, siempre distintas, siempre acogedoras y motivadoras al mismo tiempo.

¿Y sus perfumes tienen alguna nota característica que sea el sello de sus creaciones?

Cada perfume tiene su propia identidad porque persigue un objetivo concreto. A mí lo que más me fascina de la perfumería es esta interrelación que hay entre las personas y el elemento. Yo le explico a alguien porqué he hecho ese perfume, pero mi historia se acaba en el momento en el que cada uno empieza a oler, porque entonces es la propia memoria olfativa la que hace la traducción para cada uno. El perfume tiene un diálogo privado con cada uno de nosotros. Y cuando olemos decidimos cómo, dónde, a quién y en qué momento queremos olerlo y es perfecto, cuando la respuesta es cada vez distinta.

Cuando entrevistamos a Ernest Ventós como Nasevo nos comentó, “todas las cosas hacen olor, incluso una piedra” ¿Usted también lo cree?

No lo sé, probablemente, sé que las personas que han sufrido un cambio de vivir con la realidad del “no olor”, tienen que redibujar su a día a día, dándose cuenta de las muchas cosas en las que el olor era una parte fundamental aunque invisible.

Para mí, más que detectar olores, lo que me impulsa es la necesidad que surge a veces, en traducir al perfume capítulos vividos o experimentados, como pasó con un cuento sobre una chica occidental que descubre sus raíces en la India, sin terminarlo, tuve la necesidad de recrearlo en un perfume que lo llame Sari y que instalé inicialmente en un frasco único realizado por un vidriero japonés, afincado en Francia, o el marco creativo que me inspiró la escultura “Desconsuelo” (1903/7) de Josep Llimona ya desde mi juventud.

¿Busca provocar una sensación en quien percibe su perfume?

No, busco configurar sensaciones concretas que relaten la obra que he diseñado, la concreción y la amplitud de la percepción que pueda generar, es imprevisible, a causa de los traductores personales. Pero la libre interpretación siempre es bienvenida, en todos los campos, especialmente en aquellos de gran potencia sensorial.

Pin It

La Revista

Ventas de Perfumería y Cosmética nº460
Ventas de Perfumería y Cosmética nº460

Ventas de Perfumería y Cosmética nº460

Nuestras Redes Sociales

Narciso Rodriguez H

Contacto


Pau Claris, 138 1º 3ª
08009 - Barcelona - España

Teléfono: +34 93 434 21 21
Teléfono Provisional: 657.56.92.78


Datos


46.560 visitas mensuales
266.403 impresiones
3.976 artículos introducidos

Durante el confinamiento y
en la actualidad continuamos
repartiendo la revista física 
con total normalidad.

Descubre nuestra Editorial

@Copyright PODIUM GLOBAL MEDIA S.L. |  Política de PrivacidadPolítica de Cookies