COLABORACIONES


La industria de la belleza llega al metaverso, por Daniela Munive, Social Media Strategist en The Beauty Makers

Dicen los expertos que en unos 5 años pasaremos la mayor parte de nuestras vidas en línea. La pandemia ha acelerado la transformación digital y el metaverso ya está aquí. Pero ¿cómo afectará a la industria de la belleza?

Lo que hasta ahora era una experiencia física y sensorial, está adentrándose en el mundo digital a gran velocidad. Muchas marcas de belleza están adaptándose a esta nueva realidad virtual, en la que podremos probar y comprar nuestros productos y marcas preferidas para nuestro avatar, jugar en universos creados digitalmente, asistir a eventos, comprar objetos únicos…

Las marcas de belleza ya han empezado a incursionar en el metaverso para expandir sus canales de comunicación y ventas, acercarse a los usuarios más jóvenes y crear una experiencia de belleza más fresca y divertida.

El metaverso se encuentra aún en una fase inicial de creación y puede que no sea hasta dentro de unos 10 años cuando podremos ver realmente todo su potencial. Pero lo que está claro es que el mundo físico se nos está quedando pequeño.

¿Qué es el metaverso?

En octubre de 2021 Mark Zuckerberg anunció que Facebook pasará a llamarse Meta. Con este cambio, busca distanciarse de las redes sociales, que ya no son el producto prioritario de la compañía, que pretende ahora dedicarse a la construcción de un universo virtual en el que los usuarios podrán interactuar casi de la misma forma que en el mundo real.

«El metaverso es la siguiente versión de Internet» Mark Zuckerberg, CEO de Meta.

Metaverso es un acrónimo de meta, que significa “más allá”, y “verso” de universo.

El metaverso es un espacio virtual interconectado en el que las personas podremos interactuar con otros, trabajar, jugar, asistir a eventos, comprar productos… Espacios virtuales a los que nos conectaremos mediante gafas 3D y otros complementos o aplicaciones para conseguir una experiencia totalmente inmersiva. En este ciberespacio se fundirán los mundos 'online' y 'offline'.

Aunque estos mundos virtuales no son nada nuevo (el sector de los videojuegos es un claro ejemplo) es ahora cuando este mundo virtual se integrará totalmente en nuestra realidad. Y es que la finalidad de estos metaversos será la inmersión total a través de un universo virtual. Un espacio donde no existen barreras, que nos permitirá vivir experiencias reales en mundos virtuales.

Dicen los expertos que este ciberespacio será parte de nuestras vidas y las empresas no quieren quedarse atrás, por lo que muchas marcas de belleza no se quieren ya se han lanzado a la conquista del metaverso.

¿La belleza del futuro será virtual?

Según un informe de Wildbytes, el 70% de las grandes marcas estará en el metaverso en cinco años. Se calcula que este mercado moverá unos 730.000 millones de dólares en los próximos dos años gracias al éxito de los NFT. Y se predice que más del 50% de las actividades diarias se podrían realizar en el metaverso en 2025.

El metaverso abre infinitas posibilidades para las empresas. Muchas marcas de moda ya están vendiendo ropa y complementos para las ‘skins’ (los accesorios estéticos o de jugabilidad que pueden llevar los avatares en estas plataformas), y las marcas de belleza también están explorando las posibilidades que ofrece el metaverso.

En la actualidad, los filtros de belleza y las pruebas de producto virtuales ya son una realidad bien implantada entre la población. En poco tiempo, mediante nuestro avatar podremos conocer los últimos lanzamientos y probar productos antes de hacer una compra real, asistir a desfiles o exhibiciones, comprar coleccionables, disfrutar experiencias inmersivas, personalizar nuestro avatar con maquillajes o peinados imposibles en el mundo real… Y no solo eso, la tecnología nos permitirá realizar análisis virtuales de la piel o incluso leer las reacciones faciales de un usuario para recomendarle productos acordes a las mismas.

En estos mundos virtuales podremos expresar diferentes versiones de nosotros mismos e interrelacionarnos con el entorno, con otros y con las marcas de forma nunca vista en el mundo físico. Y esto abre infinitas posibilidades para las nuevas experiencias de compra en el metaverso.

NFT y comercio electrónico en el metaverso

El metaverso cuenta con su propia economía, que utiliza criptomonedas y la tecnología blockchain para garantizar la seguridad en las transacciones.

En el universo virtual se podrá acceder a comprar todo tipo de bienes (moda, accesorios, productos de belleza, obras de arte… ¡e incluso terrenos y propiedades!) Todos estos bienes virtuales son activos digitales o NFTs

Se espera que, en un futuro próximo, los usuarios podrán acceder a muchas de estas experiencias de realidad aumentada desde cualquier envase físico escaneando un código QR, de forma que el estuche de cualquier cosmético pueda ser la puerta de entrada a un mundo virtual de la marca, a través del cual podrán acceder a información de la marca, acceder a un servicio postventa, dejar reviews… Es decir, hacer la experiencia de compra más atractiva.

¿Qué son los NFTs?

Los NFT (tokens no fungibles) son activos únicos y obras de arte digitales exclusivas. El valor de los NFTs radica en que el comprador tiene la propiedad única del mismo, que se garantiza mediante la tecnología blockchain. 

Hoy en día los NFT ya son una fuente importante de ingresos para muchas personas y marcas. Y es que estos están demostrando ser especialmente rentables y las perspectivas de crecimiento son aún mayores con la llegada del metaverso y la Web 3.0.

Algunas marcas ya están adoptando los NFTs para acercarse a su público y afianzar su nexo con la tecnología, el arte y diversas causas sociales. Y es que los NFT son una excelente forma de ofrecer productos exclusivos o raros y para mostrar la cosmética a través de la mirada de los artistas digitales. Estos tokens, además, ayudan a generar sentimiento de pertenencia a la comunidad y fidelizan a los clientes.

Los NFTs también abren el camino a nuevos perfiles de creadores de arte digital, como Ines Alpha, artista del maquillaje en 3D, que ya ha creado obras para Dior Makeup.

En Estados Unidos, L'Oreal Paris reclutó a cinco artistas femeninas para crear NFTs y defender la equidad de género en el ámbito de las criptomonedas.

Comercio electrónico y compras en vivo

En un intento más por acercarse a sus clientes y poder ofrecerles experiencias interactivas, algunas empresas están probando en la actualidad las sesiones de Live Shopping (compras en vivo). Estos eventos son muy populares en China y se están expandiendo por el mundo. Instagram y TikTok actualmente ya permiten comprar productos a través de directos presentados por influencers, creadores de contenido y marcas. Y este es un fenómeno que podría tener grandes posibilidades en el metaverso.

Durante la Semana de la Moda de París (septiembre 2021), L’Oreal organizó una sesión de Live Shopping para comprar en TikTok, en la que los usuarios pudieron adquirir productos de belleza directamente desde la pasarela virtual.

Otras populares marcas como Charlotte Tilbury, Dermalogica, Garnier y NYX también han lanzado escaparates de compras virtuales. En estos escaparates virtuales el elemento de gamificación forma un papel fundamental.

En la tienda de Charlotte Tilbury los usuarios pueden navegar por la tienda y buscar llaves que desbloquean recompensas (productos exclusivos), al tiempo que ven tutoriales de belleza, descubren productos exclusivos y compran en directo con sus amigos a través de la web. Este tipo de experiencias inmersivas son solo un pequeño atisbo de todo lo que nos depara la experiencia de compra en el metaverso.

Marcas de belleza en el metaverso

Algunas marcas de belleza están adoptando un enfoque híbrido y están incluyendo el universo virtual en sus estrategias de marca, en el que el elemento de jugabilidad juega un papel muy importante, especialmente entre las nuevas generaciones. Y es que los juegos son cada vez más populares también entre las mujeres. Según un estudio de Vogue Business de 2021, el 53% de las fanáticas de la belleza jugaron o descargaron un juego gratuito el año pasado. Así, la gamificación es una forma de ofrecer un valor añadido y de invitar a los seguidores a disfrutar de una nueva experiencia con la marca.

Te invitamos a descubrir más ejemplos prácticos de belleza en el metaverso en nuestro último ebook descargable en la página web www.the beautymakers.com

Los retos para las marcas de belleza en el metaverso

Las tendencias actuales indican que cada vez más marcas de belleza se unirán al metaverso y los usuarios están encantados de encontrar sus productos y marcas preferidas en este nuevo entorno virtual. Pero las empresas del sector afrontan un importante reto para integrar eficazmente el metaverso en sus estrategias.

Las próximas generaciones quieren ser parte de una experiencia creativa, en la que la experimentación y el descubrimiento juegan un papel fundamental. La generación Z quiere vivir experiencias inmersivas y quieren ser escuchados por parte de las marcas, y ser parte del proceso de creación.

Cualquier actividad que se desarrolle en el metaverso debe sentirse natural (ser totalmente inmersiva) y aportar valor a los usuarios, y “es fundamental la innovación tecnológica para que la experiencia en el Metaverso incorpore la variable más importante de nuestro sector: la sensorialidad”, afirma Ivan Borrego, director general del Beauty Cluster 

Solo nos queda esperar para ver cómo evoluciona la belleza digital del futuro en el metaverso.

 

 

 

 

 

 

 

 

Pin It

Seguro que te interesa continuar leyendo .....

La Revista

Ventas de Perfumería y Cosmética nº472
Ventas de Perfumería y Cosmética nº472

Ventas de Perfumería y Cosmética nº472

Nuestras Redes Sociales

Contacto


Pau Claris, 138 1º 3ª
08009 - Barcelona - España

Teléfono: +34 93 434 21 21
Teléfono Provisional: 657.56.92.78


Datos


46.560 visitas mensuales
266.403 impresiones
3.976 artículos introducidos

 

Descubre nuestra Editorial

@Copyright PODIUM GLOBAL MEDIA S.L. |  Política de PrivacidadPolítica de Cookies