LANZAMIENTOS


Bad Boy Le Parfum, la nueva fragancia masculina de Carolina Herrera

Carolina Herrera da un giro audaz al mito del eterno rebelde en Bad Boy Le Parfum, una nueva fragancia masculina basada en notas sorprendentes que exploran una personalidad a prueba de bombas.

Tras el éxito de Bad Boy, este nuevo lanzamiento huye de fórmulas conformistas e inaugura un nuevo universo olfativo basado en la naturaleza dual del hombre de hoy. Fuerte y sensible, poderoso y empático, heroico y vulnerable, el hombre Bad Boy no se deja encasillar con facilidad. Rompe las normas y crea las suyas propias. Se expresa con rotundidad, pero para defender ideas justas. Es un rebelde con causa que sabe que la transgresión y la provocación no están reñidas con la empatía. También es un mago seductor que sabe pulsar la tecla exacta para no dejar a nadie indiferente.

En Bad Boy Le Parfum la audacia no es solo un concepto mercadotécnico, sino una convicción cuya raíces se encuentran en la propia fórmula de esta fragancia Aromática Amaderada. Si la primera y la última página son las más importantes para escribir una buena novela, lo mismo sucede en este nuevo ejemplo de virtuosismo técnico surgido de la imaginación de Carolina A. Herrera, directora creativa de fragancias de Carolina Herrera, y de los perfumistas Bruno Jovanovic, Fanny Bal y Nicolas Beaulieu. Ellos han ideado una nota de salida basada en un sorprendente y electrizante acorde de cáñamo, inédita en la industria de la perfumería, que conduce al usuario hasta un cálido fondo de cuero sexi y descarado que permanece sobre la piel. Al fin y al cabo, como su nombre indica, Bad Boy Le Parfum es un perfume en el sentido pleno de la palabra. Unafragancia que no pide disculpas y que se adhiere a la piel como una capa extra de energía y de confianza en uno mismo.

La fragancia de la nueva rebeldía

La primera sensación al probar Bad Boy Le Parfum es casi una descarga energética. En ella, la explosión cítrica del pomelo, el más juguetón y pícaro de los cítricos, dialoga con el brillo sorprendente de un audaz acorde de cáñamo. Lo que los perfumistas han querido explorar aquí no es el cliché de los usos psicoactivos de determinados principios de esta planta, sino su faceta más verde y eléctrica. Una experiencia olfativa de alto voltaje que no se parece a nada porque nunca antes ha sido recreada de este modo en la perfumería moderna. Pero, al fin y al cabo, Bad Boy Le Parfum se caracteriza por crear sus propias reglas, que es exactamente lo que sucede aquí.

Tras esta salida que no deja a nadie indiferente, las notas de corazón revelan lo bien que se llevan la pimienta negra y el geranio. La pimienta negra es picante y especiada, un toque pícaro que demuestra que las emociones fuertes siguen después de la explosión inicial. Aquí, además, convive con las hojas de geranio, una nota floral pero masculina que tenía un papel destacado en Carolina Herrera For Men, la primera fragancia para hombre de la casa, lanzada en 1991. De este modo, historia y futuro se unen para una nueva reinvención del hombre Carolina Herrera, este chico malo de buen corazón que aquí se plasma en todo un ejercicio de virtuosismo técnico.

En las notas de fondo de Bad Boy Le Parfum, las que emergen cuando el perfume lleva ya algunos minutos sobre la piel, reside una última sorpresa y toda una declaración de intenciones. No es extraño que así sea, porque en un Eau de Parfum lo relevante es tanto la impresión inicial como la evolución sobre la piel de la fórmula olfativa. Y aquí esa evolución conduce a territorios muy sugerentes: un acorde de cuero que se adhiere al cuerpo como un talismán. Ningún acorde de cuero se parece a otro, porque es imposible destilar o extraer el aroma natural de esta materia prima, así que hay que reinterpretarlo mediante magia e ilusionismo olfativo. Y es ahí donde entra la maestría de los perfumistas Bruno Jovanovic, Fanny Bal y Nicolas Beaulieu, capaz de desarrollar un acorde de cuero descarado y sexi que une fuerzas con el vetiver, la nota de madera más característica –e imprevisible– de la perfumería masculina clásica, y que aquí cumple una doble función. Por un lado, aporta una dosis extra de “vestibilidad” y convierte Bad Boy Le Parfum en una fragancia apta para dar el toque de carácter definitivo al estilo del hombre de hoy. Por otro, el vetiver es una nota viajera, exótica, hedonista: en la casa de Carolina Herrera, remite a paisajes caribeños como Haiti y Santo Domingo.

Una experiencia multisensorial

Es así, creando nuevas normas para abrir nuevos horizontes, como Bad Boy Le Parfum se adentra en territorios inexplorados y misteriosos. Por eso su frasco, que declina en una superficie mate el icónico rayo del universo Bad Boy, se convierte en un enigma y un interrogante. Un enfoque esencial y monocromo que invita a librarse de ideas preconcebidas a la hora de descubrir la fragancia más inconformista e irreverente de la familia Carolina Herrera. Bad Boy Le Parfum es perfumería de altura, iconoclasta y sofisticada, para un hombre cuyo poder de seducción radica precisamente en el rechazo a las convenciones vacías. Un hombre que no ha llegado aquí para conformarse.

 

Pin It

Seguro que te interesa continuar leyendo .....

La Revista

Ventas de Perfumería y Cosmética nº460
Ventas de Perfumería y Cosmética nº460

Ventas de Perfumería y Cosmética nº460

Nuestras Redes Sociales

Contacto


Pau Claris, 138 1º 3ª
08009 - Barcelona - España

Teléfono: +34 93 434 21 21
Teléfono Provisional: 657.56.92.78


Datos


46.560 visitas mensuales
266.403 impresiones
3.976 artículos introducidos

Durante el confinamiento y
en la actualidad continuamos
repartiendo la revista física 
con total normalidad.

Descubre nuestra Editorial

@Copyright PODIUM GLOBAL MEDIA S.L. |  Política de PrivacidadPolítica de Cookies