Herramientas de Accesibilidad

ENTREVISTAS


Sonia Márquez Dorsch, directora de Comunicación y Ventas de FARMA DORSCH

“Nos encanta que finalmente nuestra forma de trabajar, formular y pensar haya tenido un nombre: 'clean beauty'”

La marca nació hace 41 años de la mano de su madre, Ana Fridda Dorsch. ¿Qué le llevó a emprender en un tiempo en que la cosmética española estaba aún en pañales?

El origen de nuestro laboratorio fue la necesidad personal de mi madre, Ana Fridda Dorsch, de encontrar una solución al envejecimiento prematuro provocado por una rara enfermedad autoinmune.

Su pasión por la investigación y su determinación por mejorar su propia piel, la llevaron a convertirse en la primera española en obtener un doctorado por la American University of Natural Medicine en Florida, un logro significativo tanto para su carrera como para el campo de la Medicina Natural.

En 1983, como bien dices, cuándo la cosmética española estaba aún en pañales, fue pionera, como siempre ha sido, materializando su compromiso con una cosmética eficaz, saludable y sostenible al crear los laboratorios que llevaban su nombre. Sentaba así las bases de la cosmética clean y creaba una marca revolucionaria para la época en la que ella misma supervisaba cada aspecto del negocio. 

Pertenecen a una amplia familia de 8 hermanos.  ¿Cómo hizo su madre para criar a los 8 y sacar adelante una empresa? ¿Qué papel jugó su padre en impulsar la carrera de su madre?

En mi casa estudiábamos todos a la vez, ella y nosotros, todos sentados en la mesa de la cocina.

Desde la década de los 80, mi madre rompió moldes al conseguir compaginar su rol de madre de 8 hijos con la dedicación a sus estudios. Su pasión por la investigación y sus ganas y su necesidad de mejorar continuamente, la llevaron a convertirse en la primera española en obtener un doctorado en Medicina Natural, sirviendo de inspiración para todos nosotros. Este logro no solo hizo que despuntara su perseverancia sino también su capacidad para desafiar las expectativas convencionales sobre el equilibrio entre la vida profesional y familiar.

Por otro lado, mi padre no solo la apoyó en cada paso, sino que también compartió con ella su vasta experiencia como directivo destacado de corporaciones multinacionales y como académico fundador de la Real Academia de Ingeniería. Nos inculcó a todos, a mi madre la primera, una cultura empresarial centrada en la innovación, la excelencia y la sostenibilidad. Su visión empresarial no solo reforzó nuestros valores familiares, sino que también estableció un modelo a seguir en lo que liderazgo en el negocio se refiere.

Sus fórmulas eran “clean beauty” mucho antes de que nadie conociera ni pensara en ese término. ¿A qué se debió esa filosofía de formulación?

Nos encanta que finalmente nuestra forma de trabajar, formular y pensar haya tenido un nombre: 'clean beauty'. Ahora está de moda, pero para nosotros, desde el principio, siempre ha sido tan simple como desarrollar cosméticos que sean eficaces, saludables y sostenibles. Lo logramos aprovechando lo mejor de la naturaleza combinado con los avances de la biotecnología. Mi madre tenía una visión clara no solo de cómo debía crear una empresa, sino también de cómo establecer un legado que promoviera el cuidado, el bienestar y el respeto por el medio ambiente.

Nuestra filosofía se centra desde sus inicios en cuatro pilares fundamentales y que definen la misión de nuestra marca:

  1. Eficacia: nos aseguramos de que todos nuestros productos estén respaldados por pruebas que confirmen sus resultados.
  2. Seguridad: formulamos productos que sean seguros incluso para las pieles más sensibles, con un perfil toxicológico impecable.
  3. Transparencia: ofrecemos una comunicación clara sobre los componentes de nuestros productos y establecemos expectativas reales sobre sus beneficios.
  4. Eco-responsabilidad: utilizamos ingredientes biodegradables para apoyar un entorno sostenible.

Esto era difícil de explicar, y más en nuestros comienzos, pero ya por fin tiene nombre y se ha convertido en la cosmética a la que todas casi todas las marcas quieren aspirar.

Fueron la primera firma cosmética en conseguir el exigente sello EWG Verified, háblennos de este hito y cuéntenos qué líneas o productos cuentan con él.

Es un verdadero orgullo que haya un reconocimiento de tanto prestigio que haya sabido apreciar la integridad de nuestro enfoque. Existiendo certificaciones para productos bio, cruelty-free y naturales, todos ellos excelentes, surge la pregunta: ¿qué hacer cuando lo que buscas es una combinación de todo? Eficacia, naturalidad, biotecnología, respeto por el medio ambiente y transparencia, todo en uno. EWG representa justamente eso, y es un honor que nuestros productos sean reconocidos por ellos.

La misión de EWG es clara: empoderarte mediante investigaciones punteras para que tomes decisiones informadas y disfrutes de una vida saludable en un ambiente sano. Compartimos completamente su visión y valoramos sus evaluaciones profundamente. Por eso, contar con su sello en productos de nuestra línea Go Organic es un reconocimiento altamente estimado y cada vez más valorado por consumidores, especialistas y prensa.

¿Tienen algún otro objetivo en materia de sostenibilidad?

La verdad es que nuestra firme apuesta por la sostenibilidad guía cada uno de nuestros pasos. No tenemos un objetivo a futuro, porque cada día trabajamos en mejorarlo.

Desde nuestros inicios, hemos integrado prácticas sostenibles en todas nuestras operaciones, siempre con el compromiso de no comprometer la eficacia de nuestros productos. En cuanto a nuestro progreso actual, hemos logrado reducir el uso de papel en un más de un 70% y optimizado el consumo de agua y electricidad. Nuestras instalaciones están equipadas con placas solares, una planta de geotermia propia, recicladores de papel y lucernarios para maximizar la luz natural.

Además, hemos minimizado la huella de carbono asociada al transporte y fomentamos la integración social, así como la conciliación entre la vida profesional y personal de nuestros empleados. También incorporamos procesos renovables en nuestras formulaciones.

Y estamos en una evolución constante hacia esa excelencia en sostenibilidad.

¿Cómo decidieron quienes de la familia iban a trabajar en la empresa y quienes emprendían otro camino? 

Podría decirse que fue cosa del destino, ya que ninguno de los hijos nos imaginábamos inicialmente trabajando en FARMA DORSCH.

Mi madre, Ana Fridda Dorsch, fundó los laboratorios en los años 80, pero no fue hasta finales de los 90 cuando Coral decidió unirse al negocio familiar. Proveniente del mundo de las finanzas, la coincidencia del nacimiento de su tercer hijo con la invitación de mi madre a unirse al negocio marcó el comienzo de su camino en la empresa. Al principio, te reconozco que les daba pánico que algo pudiese salir mal entre ellas, pero a las dos semanas se dieron cuenta que eso era imposible y desde entonces, Coral ha asumido progresivamente el liderazgo del laboratorio.

Años más tarde, Isabel, también con un pasado en banca, se unió al equipo tras las insistencias de Coral y nuestra madre para dirigir todo lo relacionado con I+D y producción. Yo fui la última en sumarme, encargándome de las ventas y el marketing. Juntas, hemos formado un equipo sólido, profundamente conscientes del legado de nuestra madre, quien sigue siendo una pieza fundamental, día a día, en nuestra empresa.

¿Su madre sigue presente en las decisiones de la empresa?

¡Ni te lo imaginas! Mi madre sigue siendo una figura central en la toma de decisiones de nuestra empresa. Nos llama todos los días para hablar sobre el progreso de las ventas y el estado de los proyectos en curso. Es un verdadero privilegio compartir con ella nuestros avances diarios.

Fridda es una mujer excepcional, llena de fuerza y carisma, que deja una impresión duradera en todos los que la conocen. Siempre nos ha enseñado a perseguir nuestros objetivos con determinación, sin temor al esfuerzo ni al fracaso. Nunca se desanima y siempre encuentra el lado positivo en todo. Además, es increíblemente generosa y solidaria. No sé cómo lo hace, pero encuentra tiempo para escuchar a cada uno de sus ocho hijos y 26 nietos, haciéndonos sentir como si cada uno fuéramos único.

Hay pocas empresas en las que los cargos principales estén todos en manos de mujeres. ¿Creen que eso se nota en el día a día y funcionamiento de la empresa? ¿En el equipo hay también una mayoría de mujeres? ¿En puestos directivos?

La verdad es que sí, desde el principio hemos sido mayoritariamente mujeres en la empresa. Las fundadoras fueron dos mujeres y, en nuestros inicios, casi toda la plantilla estaba compuesta por mujeres, aunque no podría decirte exactamente por qué se dio así. Pero así ha sido y así hemos ido creciendo. Sin embargo, te diré que el mundo de la cosmética y el cuidado personal está cambiando a un ritmo vertiginoso y cada vez más hombres se están sumando con mucha pasión a este sector. Incluso en la segunda generación de nuestra familia, hay muchos chicos interesados. Hablando de chicos y chicas, entre los nietos hay 13 de cada sexo, así que, si alguno más se anima a unirse, ¡las probabilidades están bastante equilibradas!

Aunque tradicionalmente hemos tenido una mayoría de mujeres, estamos empezando a ver más diversidad, lo cual es muy positivo. Esto aporta frescura y nuevas perspectivas que, sin duda, enriquecen nuestro día a día y el funcionamiento de la empresa. 

El año pasado, la marca celebró su 40 aniversario con un cambio de look y adoptando de forma definitiva el nombre Farma Dorsch. ¿Les costó decir adiós al nombre de su madre? ¿Qué impulsó ese rebranding y qué resultados ha traído?

¡Parece fácil, pero en realidad es una pregunta un poco complicada! Déjame explicarlo mejor. Aunque los laboratorios siguen llevando el nombre de FRIDDA DORSCH, originalmente teníamos dos líneas dermocosméticas: una que compartía el nombre con los laboratorios, disponible en perfumerías y que ya no existe, y la otra, Farma Dorsch, que se encuentra en farmacias y parafarmacias y que está enfocada a pieles sensibles. Optamos por simplificar y usar solo el nombre de Farma Dorsch para evitar confusiones entre ambas líneas, aunque el espíritu de Fridda sigue siendo nuestro núcleo y siempre lo será.

En cuanto al cambio significativo que mencionas, con motivo de nuestro 40º aniversario decidimos actualizar el logo de Farma Dorsch para darle un toque más moderno y que realmente refleje nuestros valores. Estamos encantados con el nuevo diseño y, por suerte, ¡a nuestros clientes también les ha encantado

Son de las pocas marcas que no solo crean, sino que también investigan en España y que tienen su propio departamento de I+D. ¿Cuáles son los principales retos que eso supone y cuál es la mayor recompensa?

Mantener un departamento de I+D propio en España presenta desafíos como la inversión continua en tecnología y formación. Pero, la verdad, las ventajas superan con creces estos desafíos. Nos da una capacidad única para innovar rápidamente y adaptar nuestros productos a las necesidades del mercado, ofreciendo soluciones personalizadas que realmente marcan la diferencia. Además, controlar directamente nuestro proceso de investigación y desarrollo nos permite ser más flexibles en la mejora continua de nuestras fórmulas, asegurando que cada producto no solo cumpla, sino que supere las expectativas de calidad y eficacia. En cada etapa de desarrollo de nuestros productos, nos tomamos el tiempo para probar cada nueva fórmula en el laboratorio. Queremos asegurarnos de que no solo cumpla con los estándares de calidad, ¡sino que también nos conquiste! Todos ponemos a prueba la textura, el aroma y nos aseguramos de que sea apto para todo tipo de pieles. Esta habilidad para adaptarnos y mejorar constantemente es, sin duda, lo que nos motiva día a día y lo que realmente nos hace destacar en un mercado tan competitivo.

¿Cómo es el día a día en una empresa en la que trabajan tres hermanas? ¿Sus hermanos se enfadan si hablan de trabajo en las reuniones familiares?

Trabajar con mis hermanas es bastante único; nos conocemos bien y nos complementamos a la perfección. Aunque todas tenemos una tendencia a meternos en todo, sabemos que es crucial respetar el espacio y las responsabilidades de cada una. Esto hace que el día a día en la empresa sea fluido y enriquecedor. 

En cuanto a los hermanos que no están directamente involucrados en el negocio, cariñosamente nos llaman las 'Friddas'. Gracias a que nuestra madre mantiene una relación estrecha y diaria con cada uno de nosotros, ellos están siempre al tanto de nuestros avances. De hecho, son los primeros en probar nuestras novedades. Mis sobrinos se encargan de compartir nuestras actividades en redes sociales, y mis cuñadas envían todos los artículos donde aparecemos. Así que, aunque hablamos de trabajo en reuniones familiares, no hay resentimientos; al contrario, ¡a ellos les encanta estar informados y lo disfrutan mucho! 

¿Cómo logran separar trabajo y familia?

¡En realidad, nunca hemos logrado separar del todo el trabajo y la familia! De hecho, te diré que es lo que más nos cuesta. Nuestra misión siempre ha sido y sigue siendo crear productos cosméticos que nosotros mismos queremos usar y compartir con nuestros amigos y familiares, con lo cual cuando estamos juntos nos encanta compartir ideas.

Esta filosofía nos ayuda a permanecer fieles a nuestro compromiso con la calidad y la eficacia de cada producto que desarrollamos. Es como si cada nueva creación fuera parte de nuestra familia, y, naturalmente, queremos lo mejor para ella. 

¿Qué supuso para la marca entrar en El Corte Inglés? ¿Qué retos conlleva estar en un retailer tan poderoso como ECI?

Si no me equivoco, fue en 1988 cuando entramos en la perfumería de El Corte Inglés y luego, en 2001, comenzamos también en la parafarmacia coincidiendo con su apertura. En aquel momento yo no formaba parte del equipo, pero puedo imaginar que entrar en El Corte Inglés fue, sin duda, el mejor reconocimiento que podíamos obtener, dado que se trataba del espacio más exclusivo de España en ese entonces. Mi madre recuerda esa época con mucho cariño y frecuentemente comparte anécdotas sobre lo mucho que aprendió y disfrutó, y cómo tuvo la oportunidad de compartir sus conocimientos y enseñar a otros. 

Hoy en día, soy yo quien maneja nuestra relación con la parafarmacia de El Corte Inglés, y debo decir que la colaboración no podría ser mejor. Mis contactos allí son auténticos profesionales, profundamente comprometidos y apasionados por su trabajo. Conocen muy bien a cada cliente y nos ofrecen asesoramiento invaluable, lo que ha fortalecido aún más nuestra relación.

¿Cuál fue el momento más difícil para la empresa? ¿Y cuál el más dulce?

Uno de los momentos más difíciles para nuestra empresa fue, sin duda, la pandemia de COVID-19. Nos vimos obligados a replantear y adaptar rápidamente nuestras operaciones y métodos de trabajo. Como empresa farmacéutica, manteníamos nuestras instalaciones abiertas y decidimos colaborar al máximo con las farmacias y todas las personas que nos necesitaran. En la lucha contra el COVID-19, FARMA DORSCH estuvo activamente involucrada en el cuidado y apoyo de hospitales como IFEMA y el Hospital La Moraleja de Sanitas, proporcionando cremas y geles hidratantes de acción calmante. Estos productos reparadores fueron especialmente diseñados para aliviar los síntomas provocados por el constante lavado y desinfectado de manos. El material enviado se destinó directamente al personal sanitario y a los pacientes, con especial atención a los más mayores, cuya piel frágil necesitaba cuidados adicionales debido al tiempo prolongado en cama.

En cuanto a los momentos más dulces, ha habido muchos, pero uno de los que me vienen a la cabeza fue cuando recibimos los resultados dermatológicos de un fotoprotector que desarrollamos específicamente para niños albinos en África. Ver la mejora, no solo en su piel, sino también en su autoestima al sentirse mejor cuidados, fue profundamente gratificante, que digo, ¡fue un regalo!

Se dice que tienen una prescriptora muy “real” para su famoso champú. ¿Qué ha supuesto contar con una usuaria como es la reina Letizia?

¡Ah, cómo sois las periodistas! (risas) Es un honor ver cómo nuestros productos son cada vez más reconocidos por un público tan amplio, que incluye médicos, dermatólogos y expertos en cosmética, así como personas que valoran la eficacia y la calidad. Estos usuarios entienden de formulación y apoyan una marca española como la nuestra. En todo el mundo, nuestros clientes nos hacen llegar mensajes maravillosos que celebran nuestra forma de trabajar y el cuidado que ponemos en cada producto. Es realmente gratificante recibir tal reconocimiento.

No es fácil triunfar en el mercado con un champú de 47 euros, un precio superior a lo que se encuentra en el resto del mercado. ¿Cuál es la clave para que, aun así, sea un best seller?

El éxito de nuestro champú anticaída Go Organic se basa en su exclusiva fórmula, en los resultados probados y en los beneficios únicos que ofrece. Los clientes que lo eligen están principalmente interesados en su eficacia y en que realmente cumple con las promesas que hacemos sobre el producto.

En cuanto al precio, es importante considerar el valor que ofrece. Este champú es un tratamiento de 500 ml, lo que se traduce en un coste de apenas 0,094 € por ml. Es un precio bastante razonable si tenemos en cuenta que este champú, permite espaciar más los lavados, manteniendo el cabello limpio por más tiempo. Además, a diferencia de otros productos en el mercado que requieren complementos adicionales como ampollas, nuestro champú incluye todas las vitaminas necesarias en una sola presentación. Esto no solo simplifica la rutina de cuidado del cabello, sino que también aumenta el valor total del producto.

¿Cuál es el reto más importante al que se enfrentan actualmente?

Cada día presenta un nuevo reto ilusionante, y nuestra meta constante es seguir avanzando y creciendo.

Como directora de comunicación, mi desafío principal es ampliar nuestro alcance y conectar con más personas en todo el mundo.

Quiero compartir nuestra filosofía de belleza sostenible y efectiva, demostrando cómo nuestros productos no solo embellecen, sino que también cuidan de la salud de la piel y del medio ambiente. Es un compromiso apasionante tratar de hacer resonar este mensaje en un mercado tan saturado y competitivo, pero estoy convencida de que la autenticidad y la calidad de nuestros productos hablarán por sí mismos.

¿Cómo imaginan los próximos 40 años? ¿Con más miembros de la familia recogiendo el testigo?

Somos una gran familia, con 8 hermanos, 26 nietos y un reciente nacimiento del 15º bisnieto, así que las posibilidades de continuar como un negocio familiar definitivamente están ahí. Sin embargo, el futuro siempre guarda sorpresas y nunca se sabe con certeza qué deparará. Nuestra madre siempre nos ha inculcado la pasión por este negocio, mostrándonos la importancia de la calidad y el compromiso con la sostenibilidad. Esperamos mantener y transmitir estos valores a las futuras generaciones.

Mirando hacia los próximos 40 años, soñamos con seguir expandiendo nuestra visión, tal vez con más miembros de la familia al frente o quizás abriendo las puertas a inversores externos que compartan nuestro compromiso con la excelencia y el respeto por el medio ambiente. Sea como sea, el objetivo es continuar creciendo y evolucionando mientras mantenemos los principios que han definido nuestra marca desde el principio.

Pin It

Seguro que te interesa continuar leyendo .....

La Revista

Ventas de Perfumería y Cosmética nº491
Ventas de Perfumería y Cosmética nº491

Ventas de Perfumería y Cosmética nº491

Nuestras Redes Sociales

Suscríbete a nuestra newsletter y recibirás la última información del sector.

Estoy de acuerdo con Términos y condiciones

Contacto


Pau Claris, 138 1º 3ª
08009 - Barcelona - España

Teléfono: +34 93 434 21 21


Datos


46.560 visitas mensuales
3.421.000 lecturas
9.654 artículos introducidos

 

Descubre nuestra Editorial


Comprometidos con la sostenibilidad y 
con la Agenda 2030 - Ver los LOGROS

@Copyright PODIUM GLOBAL MEDIA S.L. |  Política de PrivacidadPolítica de Cookies